El profesorado salva, una vez más, los muebles a la Administración

El profesorado una vez más le salva los muebles a la Administración, que no sabe gestionar una crisis que le viene grande.

¿A qué se refiere con salvar los muebles, acaso la Consejería no cumple con sus competencias?

Desde el sector de Enseñanza de UGT, ya preveíamos que este curso sería duro, y en cada reunión con la Administración hemos propuesto soluciones viables para poder enfrentar los problemas que ahora nos inundan antes de que llegasen, pero se ha hecho oídos sordos a nuestras peticiones, y los centros educativos van salvando las dificultades sin medios, sin personal suficiente y sin una normativa clara, gracias al empeño, dedicación y compromiso de todos los docentes.

¿Cuáles son esas dificultades de las que habla?

Para UGT Enseñanza Córdoba la falta de inversión es una de las principales, y se hace evidente ante el aumento de casos de COVID19 en los centros educativos, que con el preocupante incremento de la incidencia acumulada, ha demandado mejores medidas de protección para que los docentes puedan seguir trabajando, como mascarillas FFP2 para todos los docentes, que es obligación de la Consejería de Educación proporcionarlas.

Además, hemos reclamado que se dote a los centros de medidas complementarias a la ventilación, como es el caso de los medidores de CO2, que ayudarían a planificar la ventilación de forma más adecuada y más segura, o la instalación de filtros HEPA que ayudarían a mejorar las condiciones en las aulas, que aunque no deben ser sustitutos de la ventilación constante, sí la complementan.

¿Cree entonces que invirtiendo en esos elementos se terminarían los problemas?

¡Ojalá! Pero aún quedarían muchos frentes abiertos. Desde UGT Enseñanza recordamos que la Administración está para dar un servicio y seguir la normativa, que incumple sistemáticamente. Con la pandemia y la ola de frío que hemos vivido, se puso de manifiesto que en las aulas de los centros educativos no se dan las condiciones adecuadas para que alumnos, profesores y el resto de personal de los colegios realicen sus tareas de forma óptima, y desde luego se incumple el Real Decreto 486/1997, de 14 de abril, por el que se establecen las disposiciones mínimas de seguridad y salud en los lugares de trabajo, al no garantizar unas condiciones laborales dignas para el profesorado, que en su Anexo III, punto 3 dice: “la temperatura de los locales donde se realicen trabajos sedentarios propios de oficinas o similares estará comprendida entre 17º y 27º” ¡Y las aulas están a 0º y menos cero en muchos casos!

Además, se incumple sistemáticamente la Ley 1/2020, de 13 de julio, para la mejora de las condiciones térmicas y ambientales de los centros educativos andaluces mediante técnicas bioclimáticas y uso de energías renovables. Es decir, se legisla sobre el papel, pero luego no se dota económicamente para que la ley se cumpla. Y con ello, se condena a los centros educativos a sufrir unas condiciones ambientales dentro de las aulas que suponen un riesgo para la salud, tanto para el alumnado como para los docentes.

¿Cómo valora UGT el aumento de los casos de contagio en Córdoba y qué soluciones propone?

Desde el comienzo de curso UGT Enseñanza ha apostado por una docencia presencial pero segura. Sin embargo, ante el aumento de los contagios creemos que la salud del profesorado al que representamos, así como la del alumnado y personal de administración y servicios, se está poniendo en serio peligro innecesariamente, lanzando a la sociedad el engañoso mensaje de que los centros educativos son seguros, cuando el índice de contagios no para de crecer. Para UGT Enseñanza es «urgente» el cierre de centros educativos ante el avance de la pandemia por un periodo corto, por ejemplo 15 días, y así lo hemos demandado ante la Consejería de Educación por escrito. Sabiendo que la enseñanza está garantizada, al menos así frenaríamos el avance de los contagios y podríamos volver a un entorno seguro minimizando los efectos negativos sobre el proceso de enseñanza en caso de un confinamiento severo.

¿Entonces, si en los centros hay contagios, y no se cierran, cuál podría ser la solución?

UGT siempre ha puesto sobre la mesa que la solución pasaba por bajar la ratio de las aulas. Pero eso implica contratar a más profesorado para poder hacer desdobles de grupos que garanticen la distancia de seguridad de nuestros alumnos y alumnas, sin mencionar que eso además supondría una mayor calidad de la enseñanza, que es un objetivo que la Administración olvida a menudo. Pero los docentes y su labor, son ninguneados de manera constante. Por eso hemos exigido que se cubran todas las bajas médicas, y se regule la labor del docente que se ve obligado a confinarse, que aunque no se encuentre en el centro sigue atendiendo a su alumnado porque de lo contrario el alumnado se queda sin clase por falta de personal.

Habla de ninguneo a la figura del docente, pero son considerados personal de servicio esencial ¿Cómo es posible tal contradicción?

UGT Enseñanza exige que si los docentes son considerados personal esencial, se les debe tratar como tal. En este sentido, pide un protocolo claro en relación a la vacunación: los docentes deben ser vacunados lo antes posible pues están diariamente expuestos en aulas pequeñas en la mayoría de los casos con más de 25 personas. Y deben saber cuándo van a ser vacunados.

Para UGT Enseñanza las dificultades a las que se pueda enfrentar el sistema educativo andaluz sean las que sean, se ven siempre agravadas por dos razones: la improvisación de la Administración en su gestión y la falta de inversión en educación.

Juan Carlos Varo Millán. Responsable Enseñanza FeSP UGT Córdoba

Marcar el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *